Últimos temas
» llego el licantropo
Miér Nov 24, 2010 4:57 pm por deivi licaon

» holaaaaaaaaaaaa
Miér Nov 24, 2010 4:53 pm por deivi licaon

» deivi licaon
Miér Nov 24, 2010 4:47 pm por deivi licaon

» Acechando (Libre)
Mar Dic 22, 2009 5:06 pm por Damon

» Di algo del usuario anterior
Mar Dic 08, 2009 12:52 pm por Deividhunter

» De visitas (Libre)
Mar Dic 08, 2009 12:44 pm por Deividhunter

» Buscando informacion (Melody)
Mar Dic 08, 2009 12:42 pm por Deividhunter

» Pasito a pasito la vieja hizo el caminito [Libre 8)]
Mar Dic 08, 2009 12:33 pm por Deividhunter

» eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeyyyyyyyyy ke pasa gente
Lun Dic 07, 2009 10:25 pm por Danielle Black

Afiliados
Terra NovaImage and video hosting by TinyPichttp://hogwarts-1881.forosactivos.net History-Romehttp://nearlyfamous.forosactivos.net

Rozando el límite de lo desconocido...

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por Melody Kinomoto el Lun Sep 28, 2009 9:35 pm

Mi historia más o menos va de lo que es mi personaje xD
Es una lucha entre Ángeles y Demonios, donde hay aventuras, acción y romanticismo... Si queréis saber más, debéis seguir leyendo... y seguir la historia desde el principio ^^



PRIMERA PARTE:
PASADO


“Nunca remuevas las cenizas de lo que una vez existió...”




Primer capítulo: Fantasmas del pasado.


Virginia no pudo evitar recordar aquella escena tan traumática que no la dejaba dormir por las noches y que sucedió semanas atrás. “Tengo que ser fuerte...” - se dijo. Empujó al hombre que la había empotrado contra la pared. Le miró a los ojos temblando, mientras él se ponía de pie lentamente. “¿Por qué no corro y huyo de él?” - pensó, pero ya era demasiado tarde. La volvió a acorralar en la pared tapándole la boca y le susurró al oído:
- Permanece callada, vienen hacia aquí.
Aparecieron tres hombres, que empezaron a mirar a todos lados. El mismo hombre que ella había empujado se acercó más a Virginia, manteniéndole la boca cerrada. Cuando vio que ella no hablaría, la soltó. Ella, al mirarle a los ojos de aquel hombre, se aterrorizó: en ellos ardía el fuego de la venganza... Soltó un grito de terror.
- ¿Estás loca? - le preguntó enfadado en un susurro.
La chica negó con la cabeza, y al comprobar que los hombres volvían, él se acercó a su boca y la besó. Ella ahogó un gemido. Cerró los ojos dejándose llevar, pasando una mano por el pelo revuelto de él. Empezó a disfrutar de aquel beso, aunque fuera con un desconocido en una situación de peligro.

A pesar de que él ya sabía que los hombres se habían ido, no pudo evitar seguir con aquel beso. Le dio un pequeño mordisco en el labio inferior para que abriera su boca, y allí comenzó el juego entre sus lenguas. Ella le atrajo más hacia sí y él la tomó por la cintura. Aquel contacto hizo estremecer a Virginia. Tenerla temblando por su contacto le hizo darse cuenta de lo que estaba haciendo, y se separó de ella bruscamente, dejándola con ganas de más. Ella posó sus manos en la pared, recuperándose poco a poco.
- ¿Por qué me has hecho esto?
Él no contestó, sólo la miró a los ojos. Ella pudo ver un brillo especial en los ojos de aquel desconocido, un brillo que en esos momentos sentía en su propia mirada. Volvió a repetir su pregunta.
- ¿Por qué me has hecho esto?
- Era necesario.
Él se mantenía de espaldas a Virginia.
- Pero, ¿por qué?
- Virginia, esos hombres son muy peligrosos. Agradece que te haya salvado de ellos. Aunque, si quieres, los llamo para que vuelvan...
- ¡No! No, por favor... - contestó ella, a modo de súplica.
- Bien, así me gusta. Ahora, deja que te lleve a tu casa.
Virginia se acercó a él, que aún seguía de espaldas a ella, corriendo. Él le pasó el brazo por el hombro y salieron del instituto, Le abrió la puerta del copiloto y esperó a que ella entrara. Después, se montó en su coche y corrieron hasta la casa de Virginia.


Continuará...
avatar
Melody Kinomoto
Demonio

Cantidad de envíos : 142
Localización : en el infierno esperándote...
Fecha de inscripción : 28/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por Dante Cross el Lun Sep 28, 2009 10:22 pm

Eh, me gusta mucho! Espero que lo continues pronto ^^
avatar
Dante Cross
Admin/Exorcista

Cantidad de envíos : 100
Edad : 26
Localización : En un lugar de La Mancha...
Fecha de inscripción : 09/08/2008

Ver perfil de usuario http://slayersgame.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por Melody Kinomoto el Lun Sep 28, 2009 10:41 pm

Muchas gracias, Dante ^^ Aquí sigo por ti Wink (Aunque emitiré partes por si acaso no están permitidas...)


Durante todo el trayecto no pronunciaron palabra, hasta que él habló para romper el hielo.
- ¿Qué hacías en el instituto a estas horas de la noche?
- Alguien me había citado allí.
- ¿Quién crees que ha podido ser?
- A lo mejor fue la persona para la que trabajan esos hombres, ¿no?
- Pues sí, puede ser una opción. Pero, ¿y si en verdad te citó alguien, un chico tal vez, para algo?
- Sí, podría ser también. Lo que pasa es que me vio contigo y se fue acobardado, ¿no?
- ¿Y por qué iba a hacerlo? No soy nada tuyo.
Virginia analizó cada palabra. De repente, le vino a la mente lo sucedido aquella noche, aquella maldita noche...
.-Flashback-.
Caminaba por las calles tranquilamente aquella noche. Se había metido en un callejón oscuro y ahora le perseguía un hombre que cada vez se acercaba más. Cuando llegó hasta ella, la tomó por la cintura, la volvió hacia él y la empotró contra la pared.
- ¡Suéltame! - gritó ella.
Cuando Virginia le iba a dar una patada en la entrepierna, el hombre le hizo abrir las piernas. Ella quiso gritar de nuevo, pero el hombre la cayó de una bofetada. Comenzó a besarla en el cuello y a tocarla por todo el cuerpo. Ella comenzó a llorar. Sabía que iba a ser violada en unos instantes, pero no podía hacer nada. Cerró los ojos esperando a que pasara el momento y milagrosamente, alguien empujó al hombre tirándole al suelo. Ella abrió los ojos, dándose cuenta de que alrededor ya no olía a alcohol. Miró a su alrededor, y si no fuera porque no distinguió sus alas, habría jurado que se trataba de un ángel. Cuando pareció que el hombre no se volvería a mover, se intentó acercar a su salvador. Sin embargo, cuando estuvo a punto de tocarle la mano, éste desapareció en la oscuridad. Ella se fue de allí corriendo hacia su casa.
.-Fin del flashback-.
- ¿Te ocurre algo? - le preguntó a Virginia.
Ella entonces reaccionó, volviendo a la realidad.
- No... solo recordaba un traumático día que gracias a Dios terminó bien...
- Si quieres, cuéntamelo, así seguro que te sientes mejor.
- Créeme que por el momento no te interesa saberlo...
Él calló y siguió conduciendo a gran velocidad. A los pocos minutos ya habían llegado a casa de Virginia.
- Cuando llegue el momento, te diré mi nombre.
Ella solo le dirigió una mirada mientras salía del coche. Cerró la puerta y se dirigió hacia la puerta de su casa. Antes de entrar, se giró bruscamente y le miró por última vez. Él se dio cuenta de su gesto y esbozó una sonrisa que Virginia no logró ver debido a la distancia que los separaba. Ella entró en su casa.

“El Protector”, que así se hacía llamar en su grupo, conducía a toda velocidad rumbo a su guarida, pensando en todo lo ocurrido con Virginia. La había salvado otra vez, y eso le reconfortaba. No se hubiera perdonado llegar tarde y no haber podido intervenir. Aquellos hombres era muy peligrosos, incluso, en su grupo, no eran considerados humanos...

Continuará...
avatar
Melody Kinomoto
Demonio

Cantidad de envíos : 142
Localización : en el infierno esperándote...
Fecha de inscripción : 28/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por Dante Cross el Lun Sep 28, 2009 10:47 pm

Bueno, con esas partes que omites... si pones al inicio del mensaje una advertencia, no me importa que lo publiques, la verdad. El que no quiera leer, que no lo lea, pero así se sabe lo que nos podemos encontrar. Algunos usuarios pordían ser mas pequeños o eso...

En cuanto a la historia, de verdad está genial Wink Tendré que rolear contigo alguna vez!
avatar
Dante Cross
Admin/Exorcista

Cantidad de envíos : 100
Edad : 26
Localización : En un lugar de La Mancha...
Fecha de inscripción : 09/08/2008

Ver perfil de usuario http://slayersgame.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por Melody Kinomoto el Lun Sep 28, 2009 10:52 pm

Virginia entró en su habitación y se sentó en su cama. Se llevó su mano derecha a los labios, recordando el maravilloso beso que se había dado con el desconocido. Sonrió sin darse cuenta.
Se puso la camiseta con la que a veces dormía y se echó en la cama. Cerró los ojos y se quedó dormida.
>>Virginia se hallaba otra vez acorralada por aquel asqueroso hombre. Esta vez, el hombre le fue acariciando todo el cuerpo, hasta que llegó a su intimidad. Ella gritó un nombre que ni siquiera conocía, a modo de súplica. De la oscuridad, salió una voz:
- ¡Suéltala!
El hombre no le hizo caso.
- Como no la sueltes y la dejes en paz para lo que te queda de miserable vida, vas a morir hoy y aquí mismo.
Su voz sonaba seria, sin embargo, el borracho ni se inmutó. Entonces, el desconocido salió de la oscuridad y se abalanzó sobre el violador. Le apartó de Virginia y, por una fracción de segundo, ella pudo ver su rostro, como no pudo hacerlo aquella asquerosa noche: se trataba, ni más ni menos de aquel desconocido que la salvó en su instituto.
El borracho quedó en el suelo, inmovilizado. Virginia se acercó al hombre que la había ayudado. Esta vez, su salvador no se fue de allí, sino que esperó quieto y de espaldas a que Virginia se acercara.
- Joe...
Virginia pronunció ese nombre sin saber por qué.
- Virginia – bajó la cabeza mientras lo decía.
- ... Gracias por haberme salvado de ese borracho.
- No tienes por qué agradecérmelo. Siempre estoy ahí por si me necesitas. Cuando vi desde el tejado que ese hombre te perseguía, y después te empujaba, y...
Virginia le puso un dedo en los labios para que se callara.
- Joe, no recuerdes más lo que pudo llegar a ser una tragedia. Cuando estoy a tu lado, se me olvida todo lo malo que me haya pasado anteriormente...
Su confesión dejó impresionado al chico de diecinueve años.
Virginia, que todavía no sabía por qué llamaba así a aquel desconocido, se acercó más y más a él, hasta que...>>
Virginia se despertó de aquella pesadilla convertida después en un hermoso sueño. Aquel día tendría que ir al instituto por la mañana, pero no era ninguna situación peligrosa en la que pudiera ver a “Joe”, como ella le había llamado en el sueño. Decidió llamarle así mientras descubría su identidad, aunque no sabía si a la hora de tenerle frente a frente lo podría hacer.

"El Protector" entró en su guarida, esperando que los demás no se enteraran de lo tarde que había regresado. Pero no pudo evitar hacer demasiado ruido tirando un jarrón al suelo. Todas las luces de la enorme mansión subterránea se encendieron, y miles de hombres, seguidos por una minoría de mujeres, salieron de todas partes. "El Protector" todavía sujetaba el jarrón, o lo que quedaba de él, entre sus manos.
- Deberías haber vuelto hace una hora. ¿Qué has estado haciendo?
- Estaba... - no supo qué responder. La verdad era que se había entretenido más de la cuenta con Virginia. Ese beso había retrasado su regreso.
- No sabes qué responder, ¿verdad? No te preocupes, te lo diré yo: has estado otra vez demasiado tiempo con Virginia. Sabes de sobra que no puedes estar mucho tiempo con tus protegidos, puedes caer en unas redes peligrosas...
Había escuchado durante mucho tiempo el mismo discurso, que trataba sobre cuando uno de ellos se enamoraba de la persona a la que protegía. Él, como un ángel salvador que era (bien conocido su grupo como"Los Protectores de la Bondad" o "Los ángeles"), no tenía el privilegio de amar, menos a una humana como ella. Lo sabía desde que era miembro de ese grupo especial que se dedicaba a ayudar y proteger a los demás. Pero aquel beso le había hecho sentir diferente. Le había hecho sentir vivo de nuevo, como nunca antes de convertirse en lo que ahora era...

Continuará...

Muchas gracias, de verdad. ¿Y eso de rolear? :O
avatar
Melody Kinomoto
Demonio

Cantidad de envíos : 142
Localización : en el infierno esperándote...
Fecha de inscripción : 28/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por Dante Cross el Lun Sep 28, 2009 11:15 pm

Ya sabes, rolear, interpretar, postear... esas cosas xDDD
avatar
Dante Cross
Admin/Exorcista

Cantidad de envíos : 100
Edad : 26
Localización : En un lugar de La Mancha...
Fecha de inscripción : 09/08/2008

Ver perfil de usuario http://slayersgame.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por Melody Kinomoto el Lun Sep 28, 2009 11:18 pm

¡Danger! A lo mejor puede ser algo fuerte, pero no mucho ^^

Virginia iba por los pasillos de su instituto caminando un poco temerosa. Llegando a la zona peligrosa de la noche anterior, se detuvo. Allí tuvo lugar su primer beso, pero también tuvo lugar una persecución que no sabía a qué se debía. Necesitaba volver a ver a “Joe” para preguntarle el porqué de la persecución, y para volver a ver sus preciosos ojos azules...
- ¡Virginia!
Ella despertó del trance en el que se encontraba. Se giró y vio a Nicolás, su mejor amigo de la infancia. Estuvieron hablando de camino al aula de informática, cuando una de las profesoras les paró y le dijo a Virginia:
- Virginia, el director te busca.
Ella asintió y se dirigió hacia el despacho del mismo. Llamó a la puerta y esperó a que le invitara a entrar.
- ¿Quería algo de mí, señor Esteban?
- Sí, siéntate, siéntate.
Virginia se sentó en una de las sillas que había enfrente de la mesa del director. Esperó a que hablara, pero no lo hizo. Se estaba desesperando, cuando él, dijo:
- No querrás que alguien nos interrumpa, ¿no?
- Señor, no... no entiendo...
Esteban se levantó de su silla y abrió la puerta de su despacho. Al no ver a nadie, la volvió a cerrar y se acercó a su alumna. Se sentó en la mesa, delante de ella, y le acarició la mejilla. Ella seguía sin entender qué tenía eso que ver con lo que le quería decir, pero cuando él comenzó a bajar su mano hasta el pequeño escote que llevaba, comprendió lo que el señor Esteban pretendía. Reprendió un llanto, recordando la noche en la que el borracho casi la violó. Él la tomó del mentón intentando llevar sus labios hacia los suyos. Por mucho que ella se quiso resistir, no pudo: él era más fuerte que ella. En el mismo instante en que casi se tocan los labios, una voz dijo:
- Déjela en paz si no quiere que le denuncie por acoso.
Virginia se volvió feliz, reconociendo la voz de su salvador.
- ¡Joe! - exclamó, mientras se levantaba de la silla y corría a abrazarle.
- ¿Os conocéis? - dijo Esteban.
- Sí. Ella es mi novia.
Cuando “el Protector” dijo aquello, ella se quedó sorprendida: ¿su novia? Le miró a los ojos intentando descifrarlos, pero no halló nada.
- ¿Tu novia? - Esteban comenzó a reírse de su propio comentario.
En respuesta, le dio un beso a Virginia. Ella le atrajo más poniendo una mano en su cuello. Ese beso fue más corto que el de la otra noche, pero igual de intenso.
- ¿Cómo estás, cariño? ¿Quieres que denuncie a este hombre por lo que ha estado a punto de hacerte?
- Joe, yo... no sé, es que no ha llegado a hacerme nada... todavía – lo último lo dijo mirando con mala cara al director de su instituto.
- De acuerdo. ¿Nos vamos ya? He venido expresamente a recogerte.
Cuando ella se hubo recuperado de la enorme sonrisa que él le ofrecía, le respondió lo siguiente:
- Pero todavía me quedan clases...
- Tranquila, por su bien, el director no dirá ni hará nada que te perjudique, ¿verdad, señor... - hizo una pausa para mirar el letrero de su nombre y añadió: - Esteban?
Negó con la cabeza, acobardado. Los dos salieron del despacho camino a la puerta principal del instituto. Cuando se hallaron demasiado lejos de miradas y oídos indiscretos, Virginia le preguntó:
- ¿Cómo sabías dónde estaba y qué me iba a ocurrir?
- No puedes saberlo aún, preciosa. Pero dime tú una cosa: ¿por qué me has llamado Joe?
- Como no sé tu nombre, deberé llamarte de alguna manera, ¿no? ¿O prefieres que te llame "tú"?
- No, tienes razón. Entonces, de momento llámame Joe. ¿A dónde quieres que te lleve?
Virginia se lo estuvo pensando durante lo que quedaba para llegar a su coche, hasta que al fin se le ocurrió un lugar donde ir: el parque que había cerca del centro comercial a donde le mandaba siempre su madre a comprar.
- Joe, podemos ir al parque que hay cerca del centro comercial de mi barrio. ¿Te parece bien?
- Claro, Virginia. Yo voy a dónde tú me pidas – y a la vez que lo decía, le sonreía.
Entraron en el coche y él condujo a toda velocidad hasta aquel parque. Cuando llegaron y él aparcó, ella salió lentamente del coche. Se detuvo y contempló todo lo que le rodeaba. Como vio que no había nadie alrededor, salió corriendo hacia el banco más próximo al tobogán. Se sentó, mirando al tobogán. Después de un rato, pensando en todo lo que le había ocurrido con “Joe” y todo lo que había vivido allí con sus padres, dirigió su mirada al cielo. Se giró y vio como “Joe” permanecía apoyado en su coche, en una postura que le hizo enrojecer a Virginia. Le invitó a que se sentara con ella en el banco.
- Tengo tan buenos recuerdos de este lugar... Mi madre... Mi padre...
Unas cuantas lágrimas cayeron por sus mejillas. Él, instintivamente, la atrajo hacia él y la abrazó. Sabía perfectamente esa historia, como muchas otras. Parecía que en vez de ser Virginia, era él quien las vivía, pero en verdad no era así, y ella estaba sufriendo por todo aquello.
- Virginia, no me gusta verte así. Por favor...
Ella se separó de él lentamente, mientras se limpiaba las lágrimas rápidamente. Se quedaron a cinco centímetros y se miraron a los ojos. Después de un buen rato, ella le dedicó una sonrisa dulce. Los dos tenían unas ganas tremendas de besarse, pero él se contuvo. Aún a cinco centímetros de distancia, le dijo:
- Virginia, yo...
- ¿Sí?
Ella le miró, acercándose aún más a él...
- Creo que deberíamos irnos ya... debería llevarte a tu casa...
Él se separó y ella cerró los ojos un poco decepcionada. Aunque casi lo acababa de conocer, parecía como si lo conociera desde hacía mucho tiempo. Se levantó del banco sin ganas y lo siguió hasta el coche. Por el camino a su casa, se quedaron en silencio. Ella miró por la ventana, perdiéndose en sus pensamientos. Ni siquiera se dio cuenta cuando llegaron a su casa, y se quedó allí sentada mirando por la ventana.
Él, preocupado por la actitud de ella, decidió quitarse el cinturón de seguridad y tomar a Virginia por los hombros. Ella giró su cuerpo inconscientemente y se quedaron mirando.

Continuará...

Ya sé que es... quería preguntar que por qué ese interés xD
avatar
Melody Kinomoto
Demonio

Cantidad de envíos : 142
Localización : en el infierno esperándote...
Fecha de inscripción : 28/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por Dante Cross el Lun Sep 28, 2009 11:25 pm

Jaja, es que hay gente que no está muy metida en el argot xD
Pues me gusta como escribes y eso. Me parece que podría ser divertido ^^.
avatar
Dante Cross
Admin/Exorcista

Cantidad de envíos : 100
Edad : 26
Localización : En un lugar de La Mancha...
Fecha de inscripción : 09/08/2008

Ver perfil de usuario http://slayersgame.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por Melody Kinomoto el Lun Sep 28, 2009 11:30 pm

Seguro, dicen que roleo muy bien, y no es por fardar xD

Mañana continuo la historia, ¿ok? Ahora me tengo que ir ya a la cama ^^

P.D: por cierto, soy española, ¿eh? jaja.
avatar
Melody Kinomoto
Demonio

Cantidad de envíos : 142
Localización : en el infierno esperándote...
Fecha de inscripción : 28/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por Dante Cross el Lun Sep 28, 2009 11:36 pm

No me extraña!
Bueno, buenas noches.
Yo también soy de España :3 y sé de seguro que algunos más de aquí también.
avatar
Dante Cross
Admin/Exorcista

Cantidad de envíos : 100
Edad : 26
Localización : En un lugar de La Mancha...
Fecha de inscripción : 09/08/2008

Ver perfil de usuario http://slayersgame.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por Felicite el Lun Sep 28, 2009 11:41 pm

Me encanta... en serio, esta muy bien.
Espero la continuación =D

_________________

avatar
Felicite
Bruj@

Cantidad de envíos : 208
Edad : 26
Localización : En alguna parte de este universo
Fecha de inscripción : 09/08/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por Melody Kinomoto el Lun Sep 28, 2009 11:43 pm

Ohh, muchas gracias, tngo nueva lectora jeje. ¿Cómo es que os gusta tanto? :O Me he quedado... bueno, la verdad es que casi todos mis lectores me dicen lo mismo jaja.
Muchas gracias a los dos ^^
avatar
Melody Kinomoto
Demonio

Cantidad de envíos : 142
Localización : en el infierno esperándote...
Fecha de inscripción : 28/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por Felicite el Lun Sep 28, 2009 11:46 pm

Si todos te dicen lo mismo sera por algo jajaja, a mí me encanto enserio

_________________

avatar
Felicite
Bruj@

Cantidad de envíos : 208
Edad : 26
Localización : En alguna parte de este universo
Fecha de inscripción : 09/08/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por Melody Kinomoto el Lun Sep 28, 2009 11:50 pm

Pues muchas gracias, lo hago para los que les gusta leer, y creí que nadie me leería, como en algunos foros u.u
avatar
Melody Kinomoto
Demonio

Cantidad de envíos : 142
Localización : en el infierno esperándote...
Fecha de inscripción : 28/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por Felicite el Lun Sep 28, 2009 11:53 pm

Esos no saben lo que se pierden =P

_________________

avatar
Felicite
Bruj@

Cantidad de envíos : 208
Edad : 26
Localización : En alguna parte de este universo
Fecha de inscripción : 09/08/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por Melody Kinomoto el Mar Sep 29, 2009 6:05 pm

A ver, ahora puede llegar una parte extraña... pero forma parte de la historia, si todo fuera feliz y bonito... no habría historia interesante, ¿verdad? Espero que después de esta "chapuza" os siga gustando ^^


Ella giró su cuerpo inconscientemente y se quedaron mirando.

- Virginia, ¿qué te pasa?
Ella bajó la cabeza, avergonzada por sus pensamientos. Sólo hubo silencio.
- Creo que me tengo que ir ya... Puede que me echen de menos, y a lo mejor el director ha informado a mi familia de mi ausencia en el instituto...
Él supo que se trataba de una excusa barata, pero no le dijo nada, no quería presionarla. Además, no debía pasarse más del tiempo necesario con ella, y menos como él hacía. Cualquier día, le podrían echar de la Organización por ese simple hecho. Virginia salió del coche sin dirigirle mirada alguna. Entró a su casa y él se quedó en su coche, todavía con el cinturón de seguridad quitado. Echó la cabeza hacia atrás, cerrando los ojos. No tenía ganas de llegar a su guarida; allí le esperaba Ayala, su compañera, que le fue asignada por Trévor, el jefe de la Organización. Sabía que no la quería, desde el día anterior lo sabía, pero no podía comunicárselo a Trévor, entre otras cosas, porque ya le había puesto en ridículo frente a sus hermanos, y él lo había negado todo. Se quedó dormido en su coche, mientras pensaba en lo maravilloso que había sido estar junto a Virginia.

Ella entró en su casa más distante que nunca. Su familia. No tenía familia desde hacía unos cuantos años, sólo le quedaba su padrastro, pero a fin de cuentas, no era nada de ella. Entró en casa, comprobando que no estaba, como todos los días. Se metió en su habitación y encendió la luz de la lámpara. No sabía por qué lo hacía, no sabía ni siquiera qué hacía... Se tumbó en su acolchada cama a pensar, pero enseguida se quedó dormida, a pesar de que era muy temprano.
Al día siguiente, por suerte, no tenía clases. Eso le vendría bien para olvidarse de lo que podría haber ocurrido con el Director el día anterior. Lo que no le vendría bien, seguro, era no ver en todo el día a aquel chico. No quería llamarle Joe, pero no tenía otra cosa que aquel nombre del sueño.
Se vistió con su conjunto “de la suerte” y salió a la calle, a la espera de poder verlo. Pero las esperanzas se le fueron desvaneciendo poco a poco. “¿Para qué querría él verme en estos momentos? Me ha dejado claro que no le gusto...” - pensó ella. Se sentó en el suelo manchándose los pantalones blancos que llevaba y enterró la cabeza entre sus brazos, llorando sin parar. Como si lo hubiera llamado, “El Protector” apareció entre las sombras de los árboles.
- Virginia, ¿te pasa algo?
“El Protector” se agachó y puso su mano derecha sobre la cabeza de la joven. Ella levantó la cabeza y le miró con expresión triste.
- No creo que te importe, “Joe”. ¡Si ni siquiera sé tu nombre! Suena ridículo que te llame con un nombre que no es el tuyo...
- Virginia, lo siento, pero son órdenes que sigo... al igual que protegerte...
Se calló de repente y bajó la cabeza, avergonzado. A Virginia le había dolido bastante enterarse de aquello, después de todo, había sido el primer chico con el que se besaba...
- ¿Estás insinuando...? - no pudo seguir.
- Virginia, no veas fantasmas donde no los hay. Yo no he querido decir nada que estés pensando...
Ella se levantó y él la siguió. La tomó por el brazo y la hizo girarse.
- Virginia... eso no es lo peor. Lo peor es que he incumplido la norma más importante de todas...
- ¿Cuál? - preguntó ella, enfadada e interrumpiéndole.
- Me he enamorado de ti.
Le propinó una bofetada que le dolió hasta a ella.
- No te creo, ¿sabes? No vuelvas a acercarte a mí. TE ODIO.
A él no le dio tiempo a reaccionar. Ella se dio la vuelta y “El Protector” se quedó allí, plantado como un árbol. Una lágrima resbaló por su mejilla. Se dirigió hasta su coche, y condujo a toda velocidad hasta la morada de su Organización. Al llegar, entró sin que nadie lo viese y se fue a su habitación a hacer las maletas. Su jefe llamó a la puerta.
- Pasa – dijo él, con voz triste.
- ¿Qué estás haciendo?
- Hago las maletas. Me voy.
- No puedes hacer eso...
- Da igual. Me he quedado sin trabajo, ¿para qué voy a permanecer aquí por más tiempo?
- Porque aunque no lo creas, ella te necesita. ¿Qué ha pasado entre vosotros?
- Virginia me odia... y no quiere saber nada más de mí. ¿Cómo hago para protegerla?
- Pues, clandestinamente, como todos estos años has estado haciendo...

Continuará...

Dedicado a vosotros dos, por seguirme Very Happy
avatar
Melody Kinomoto
Demonio

Cantidad de envíos : 142
Localización : en el infierno esperándote...
Fecha de inscripción : 28/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por Damon el Mar Sep 29, 2009 7:18 pm

Wow, fantástica, me gusta ^^
avatar
Damon
Vampiro

Cantidad de envíos : 165
Fecha de inscripción : 28/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por Melody Kinomoto el Mar Sep 29, 2009 7:22 pm

Muchas gracias!! ^^
Bienvenido a mi historia jeje.
avatar
Melody Kinomoto
Demonio

Cantidad de envíos : 142
Localización : en el infierno esperándote...
Fecha de inscripción : 28/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por Damon el Mar Sep 29, 2009 7:24 pm

De nada, volveré más amenudo xD ^^
avatar
Damon
Vampiro

Cantidad de envíos : 165
Fecha de inscripción : 28/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por Melody Kinomoto el Mar Sep 29, 2009 7:27 pm

Aviso que puede no ser apto para menores... pero sólo por el lenguaje y eso, por lo demás, nada Razz Muchas gracias, de verdad Damon, eso espero ^^


Virginia se sentía traicionada, humillada, y todo por una equivocación que su ángel de la guardia había cometido. No paró de llorar en toda la tarde, desde que dejó allí, plantado, a su amado “Joe”. No sabía si había hecho lo correcto, pero allí estaba, llorando porque al fin lo había perdido para siempre. Un pensamiento apareció en su cabeza: “No pienses así, Virginia. Lo hecho, hecho está y ni tú ni nadie lo puede cambiar...” Era la voz de su consciencia. Pensó, también, que a lo mejor lo del beso no había significado tanto para él como lo había hecho para ella, y que sus anteriores palabras eran sólo eso, palabras. ¿Y si ya tenía novia y se lo había ocultado? Lo que estaba claro era que el beso que le había dado en esas circunstancias, para ella no era válido, puesto que de ello dependía que en esos momentos estuviera viva.
Pasó en cama lo que quedaba fin de semana. A pesar de que su padre le decía que se levantara y comiera, ella no probaba bocado. Se sentía muy infeliz, pero no quería admitirlo. Se había enamorado perdidamente de su protector, y ahora lo estaba pagando. ¿Qué haría ahora si el director de su instituto la volvía a acosar, la volvía a atacar? No podría hacer nada, puesto que él ya no se encontraba a su lado. ¿Y si los hombres que la buscaban el otro día, la encontraban? Seguramente acabaría muerta. Pero ella era demasiado joven, tenía demasiadas cosas que experimentar y demasiadas cosas por vivir. Su vida no podía irse al garete por algo así. Gracias a todo eso, el lunes se levantó de la cama, y más hermosa y provocativa de lo que había sido, fue al instituto. Al caminar por el pasillo, sintió como todos los chicos la miraban y babeaban por ella, y como el director la miraba de arriba a abajo. Sentía unas ganas tremendas de divertirse, por lo que se acercó a él cuando nadie la veía, y le susurró, al oído:
- ¿Sabe que el otro día me quedé con las ganas de más?
El tono seductor que usó, hizo que el señor Esteban jadeara. Después de eso, se separó de su oído y se agachó para recoger un pañuelo que ella misma había arrojado al suelo mientras le hablaba. Esteban no pudo evitar dirigir una mirada de deseo hacia el escote que llevaba su alumna. Cuando se volvió a incorporar, él la tomó por la cintura, la atrajo hacia él, y le dijo:
- Todavía estamos a tiempo de terminar lo que no pudimos empezar...
Ella fingió deseo en su mirada, mientras le miraba a los ojos.
- ¿Qué tal si nos vemos en mi despacho en el recreo?
Ella le respondió con una caricia forzosa en la mejilla. La soltó y dejó que se fuera. Virginia había conseguido lo que quería: poner al director en el fuego del deseo. En el momento menos esperado, usaría a uno de sus amigos, y ese momento llegó cuando Nicolás apareció delante suya.
- Nicolás, necesito que me hagas un favor...
- Dime, princesita... - se quedó embobado mientras la miraba. Jamás había visto a su mejor amiga así vestida.
- Nico, necesito que si yo hago algo que tú no esperas, no me separes de ti, ¿ok?
Él asintió con la cabeza, y justo en el momento en que Esteban pasaba por allí, Virginia acercó sus labios a los de Nico, y susurrándole, le dijo que hiciera lo primero que se le pasara por la mente. Él la empujó hacia la pared, y penetró su lengua en la boca de su mejor amiga. Pasó sus manos por el contorno de la joven y ella subió su pierna derecha hacia la cadera de él. Cuando Esteban pasó por allí y los vio, pensó: “Vaya gatita que está hecha... Pronto será para mí...” Y pasó de largo, pensando en como se vería desnuda.
Cuando el director se fue, Virginia se separó de él bruscamente.
- Gracias por haberme ayudado, Nico. Te lo recompensaré algún día...
Virginia se fue hacia la clase. Pensar que después tendría que ver a Esteban le ponía los pelos de punta.

Continuará...
avatar
Melody Kinomoto
Demonio

Cantidad de envíos : 142
Localización : en el infierno esperándote...
Fecha de inscripción : 28/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por Felicite el Mar Sep 29, 2009 8:08 pm

O.O Que sepas que ese director me cae mal es un pervertido xD
Me encanta como escribes en serio.

_________________

avatar
Felicite
Bruj@

Cantidad de envíos : 208
Edad : 26
Localización : En alguna parte de este universo
Fecha de inscripción : 09/08/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por Melody Kinomoto el Mar Sep 29, 2009 8:24 pm

Muchas gracias, Felicite ^^ Me alegra saber que hay gente a la que le gustan mis historias Sad
avatar
Melody Kinomoto
Demonio

Cantidad de envíos : 142
Localización : en el infierno esperándote...
Fecha de inscripción : 28/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por May Beauxarbre el Mar Sep 29, 2009 10:45 pm

Umm si ,es una historia bastante conseguida^^ me gustan los enfoques que le das.
avatar
May Beauxarbre
Humano

Cantidad de envíos : 10
Fecha de inscripción : 28/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por Melody Kinomoto el Mar Sep 29, 2009 11:06 pm

Muchas gracias, May. Ohh... que de lectores tengo *O*
De verdad, muchas gracias a todos. Los próximos capis, van dedicados a todos vosotros ^^
avatar
Melody Kinomoto
Demonio

Cantidad de envíos : 142
Localización : en el infierno esperándote...
Fecha de inscripción : 28/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por Melody Kinomoto el Vie Oct 02, 2009 10:41 pm

Siento haber tardado tanto... pero por fin os pude traer actu de la historia ^^ Espero que os guste, si no sabíais el nombre de: "El Protector", después de leer esta actu lo sabréis Wink Disfrutadlo.


Mientras, “El Protector” se hallaba en su habitación pensando en lo que su jefe le había dicho. Tenía razón, no se podía derrumbar por algo así. Seguiría vigilándola en la clandestinidad. Se levantó de su cama y salió de la morada camino al instituto de Virginia. Se movió sigilosamente por los pasillos, y vio a lo lejos como una chica se estaba besando con un chico. Su corazón se volvó de repente, pensando que se podía tratar de Virginia, pero al ver esa vestimenta, se quitó la idea de la cabeza. Se acercó un poco más, y cuando vio que de verdad se trataba de su protegida, se derrumbó. Sus piernas le fallaban, y ver cómo poco después pasaba por allí el infeliz del director, que la miraba con deseo, no mejoró la cosa. Cuando desapareció y vio que Virginia iba sola hacia la clase que le tocaba, decidió decirle algo, pero cuando recordó lo que el día anterior le había dicho, lo dejó. No valía la pena que ella empezara a gritar por todo el instituto, ni que se volviera a enfadar con él. Se quedó quieto donde estaba y se sentó en el suelo. A su lado apareció inesperadamente Trévor.
- Keytan, por favor, no quiero verte así. Como Ayala se entere de lo que te está pasando...
Él miró a su jefe con odio en sus ojos, o eso pretendía él.
- Trévor, fuiste tú quien me la asignaste, por lo que ya sabrás lo que pienso de ella, ¿no? No la amo, y no puedo estar con alguien por la que no siento nada...
- Keytan, Keytan, Keytan. Ayala solamente es tu compañera, nada más. No tienes por qué amarla, por qué quererla, no tiene que ser tu mujer si no quieres. Es como si fuera tu hermana, nada más...
- Eso no es lo que me diste a entender cuando me la presentaste – le interrumpió.
- Vale, ahí te doy la razón. Todo ha sido culpa mía, pero quería que lo supieras para que no tuvieras problemas como los estás teniendo ahora... Veo que me equivocaba; como todas las profecías, había de cumplirse... - dijo Trévor, bajando la cabeza tras decir la última frase.
- ¿La... la profecía? - preguntó Keytan.
- Sí. No quise hacerle caso, pero desde hace unas semanas que te vi tan protector con Virginia, decidí hacerle un poco más de caso. Al final, resultó que lo que yo pensaba se ha hecho realidad, y que estás peor que nunca.
- Pues sí, para que mentirte. No sé por qué, pero me he ido enamorando de Virginia poco a poco, sin darme apenas cuenta... Y tú no puedes hacer nada para cambiarlo.
- Lo sé, y por eso he decidido ayudarte. ¿Por qué no le das una oportunidad a Ayala para ver si olvidas a Virginia? A lo mejor lo consigues.
- ¿Así es cómo pretendes ayudarme, Trévor? - le preguntó Keytan.
- Es una opción. ¿Tienes alguna idea mejor?
- No.
- Entonces, creo que deberías intentar al menos conocer mejor a tu compañera asignada, y si ves que no funciona, le dejas las cosas claras, ¿ok?
Keytan asintió, un poco molesto por lo que le tocaba hacer a partir de ahí, pero se contuvo para no darle un puñetazo en toda la barriga al jefe de la organización.
- Trévor, ¿me vas a decir de una vez en que consiste la profecía?
- Verás... dice que uno de los guardianes, de los protectores más grandes de la historia, se enamorará de una humana y que tendrá que hacer todo lo posible para que ella salga viva del apocalipsis que se avecina... incluso morir por ella...
Keytan tragó saliva al oír la parte final de la profecía.
- ¿Y tú te crees esas cosas, Trévor? Y si no se trata de mí? ¡Podría referirse a cualquiera!
De repente, se olvidó de que se encontraban en el instituto de Virginia y que varias alumnas paseaban por allí. Cuando pasaron de largo, Trévor le dirigió una mirada inquisitoria.
- No vuelvas a cometer semejante estupidez, Keytan.
Él asintió. Sintió rabia en su interior por las palabras de su jefe, y aunque sabía que él ya lo sabía, no dudó en sentirlo.
- Keytan, no me gusta verte así, y mucho menos que sientas rabia y odio hacia mí. Sabes de sobra que lo que hago y lo que te digo, es por tu bien, ¿verdad?
Sin más remedio, asintió porque sabía que llevaba razón.
- Bien, ahora, levántate y ve a vigilarla. Sé que lo necesitas aunque no lo creas...
Keytan se levantó del suelo y se dirigió en la dirección por la que Virginia se había ido. Debía salvarla de esa vida que sabía que no le iba a dar nada bueno. Trévor, mientras, desapareció.

Continuará...
avatar
Melody Kinomoto
Demonio

Cantidad de envíos : 142
Localización : en el infierno esperándote...
Fecha de inscripción : 28/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rozando el límite de lo desconocido...

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.